© 2022 All Rights reserved WUSF
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Vecinos en Puerto Rico se apoyan, mientras huracanes ponen a prueba al gobierno

Lorraine Arroyo Román sirve "asolapo" durante una protesta contra LUMA Energy en Aguadilla, Puerto Rico el Sábado. Lorraine es iluminada por las luces de los carros de policía.
Gabriella N. Báez para NPR
Lorraine Arroyo Román sirve "asolapo" durante una protesta contra LUMA Energy en Aguadilla, Puerto Rico el Sábado. Lorraine es iluminada por las luces de los carros de policía.

El 20 de septiembre de 2017 el Huracán María, el peor desastre natural que ha azotado a Puerto Rico en la historia moderna, tocó tierra. Este año, unos días antes del quinto aniversario de la tormenta, el Huracán Fiona azotó a Puerto Rico impactando con mayor fuerza la costa sur y oeste de la isla.

Fiona, un huracán de categoría uno, provocó inundaciones, deslizamientos de tierra y carreteras colapsadas. Tras la tormenta, parece que la historia se repite: apagones, largas filas para acceder a recursos esenciales como agua, alimentos y gasolina, y negligencia del gobernador, Pedro Pierluisi, y otros líderes de agencias gubernamentales.

A menudo, las agencias gubernamentales argumentan que la complicada topografía de Puerto Rico atropella su respuesta a emergencias. Sin embargo, para las redes de apoyo mutua que nacieron a raíz del Huracán María, los sismos de enero 2020 y la pandemia no hay desafío topográfico que no pueda ser superado para cocinar una comida caliente para sus comunidades.

Las comunidades costeras de Salinas cerca del Río Nigua sufrieron inundaciones masivas durante Huracán Fiona.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
Las comunidades costeras de Salinas cerca del Río Nigua sufrieron inundaciones masivas durante Huracán Fiona.

Loading...

Loirad Ortiz Cedeño cocina durante el evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo en la comunidad de Ponce Playa.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
Loirad Ortiz Cedeño cocina durante el evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo en la comunidad de Ponce Playa.

"Creo que el apoyo mutuo es lo que nos ha sostenido, porque el gobierno nos abandonó hace mucho tiempo," dice Yira Rodríguez Martínez, de 33 años, quien es parte de la iniciativa Huerto Callejón Trujillo, un espacio comunitario rescatado en Ponce donde siembran, realizar talleres educativos y cocinan en comunidad. Cada vez que organizan una actividad, se esfuerzan por cocinar juntos. Esta vez fue igual.

El sábado, personas de toda la isla se dirigieron a la comunidad de Ponce Playa para traer aguacates, plátanos, platos e incluso instrumentos. Todos los que pasaban asumían una tarea: cocinaban, atendían a los niños ofreciéndoles un espacio para dibujar y jugar, y repartían sancocho puerta a puerta.

"La idea de hacer el sancocho es que podamos sentarnos a conversar con los vecinos, enterarnos de lo que está pasando, porque aunque el huracán nos tenga en estas circunstancias, sabemos que esto es algo persistente. Esto es como construir una red, desde la raíz, no solo entrando y saliendo, sino creando un núcleo," dice ella.

La estación de pintura para niños durante el evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo en la comunidad de Ponce Playa.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
La estación de pintura para niños durante el evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo en la comunidad de Ponce Playa.
La estación de pintura para niños durante el evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo en la comunidad de Ponce Playa.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
La estación de pintura para niños durante el evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo en la comunidad de Ponce Playa.
Loirad Ortiz Cedeño cocina durante el evento "sancocho comunitario" en la comunidad de Ponce Playa en Puerto Rico el Sábado.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
Loirad Ortiz Cedeño cocina durante el evento "sancocho comunitario" en la comunidad de Ponce Playa en Puerto Rico el Sábado.
Un plato de comida en el evento "sancocho comunitario" del Sábado.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
Un plato de comida en el evento "sancocho comunitario" del Sábado.

En Pozuelo, Guayama, TropiShack, una pequeño kiosko de acai y batidos, se ha convertido en un comedor comunitario. Nicolás Matta Cordero, de 31 años, y Cristina Muñoz Laboy, de 28, fueron contactados la semana pasada por Chef Pau Rocio quien buscaba un espacio para impactar a las comunidades más afectadas por el huracán en la costa sur de la isla. Desde entonces se han convertido en un centro de intercambio de recursos en Guayama y en un comedor para los residentes de Guayama, Salinas, Arroyo, Patillas y cualquiera que llegue al espacio.

"Creo que cocinar una comida une a todos," dice Cordero, "obtener los ingredientes, preparar la comida y distribuirla se hace en comunidad." Laboy está de acuerdo y considera estas iniciativas como una práctica de sanación colectiva. "Creo que para sanar realmente necesitamos hacerlo colectivamente. Si puedo ayudarte, hagámoslo, si no puedo ayudarte, busquemos a alguien que pueda. Mutuamente tenemos que tener espacio el uno para el otro," dice ella.

Una estación de comida y cocina en Tropishack en Guayama, Puerto Rico.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
Una estación de comida y cocina en Tropishack en Guayama, Puerto Rico.

Loading...

Residentes de la comunidad Pozuelo en Guayama recogen comida en Tropishack.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
Residentes de la comunidad Pozuelo en Guayama recogen comida en Tropishack.

Tras el primer acercamiento de Rocío la semana pasada, Cordero y Laboy han seguido movilizando alimentos y recursos a través de sus redes sociales. No han dejado de recibir solicitudes para el uso de espacio, donaciones e información. Desde entonces, han estado abriendo su cocina todos los días para cocineros y comunidades de toda la isla. Su esperanza es continuar expandiendo estas redes creando un espacio donde los vecinos puedan reunirse y aprender sobre las necesidades de cada uno.

En el extremo oeste de la isla, en Aguadilla, Lorraine Arroyo Román, de 28 años, repartió asopao durante una protesta contra LUMA Energy, la empresa eléctrica responsable de la distribución y transmisión de energía en Puerto Rico. "Mi forma de comunicar y demostrar lo que creo es a través de la comida," dice Román.

Después del Huracán María, los puertorriqueños experimentaron el segundo apagón más largo jamás registrado y, en meses anteriores, bajo la administración de LUMA Energy, los clientes continuaron experimentando apagones y daños a equipos eléctricos. A raíz del Huracán Fiona, la isla se quedó nuevamente sin electricidad y el 44 % de los clientes, incluidos hospitales y otras clínicas médicas, siguen sin energía eléctrica.

La ruta estatal 155 que va de Coamo a Vega Baja por Orocovis y Morovis tenía bloqueado el acceso por el paso del Huracán Fiona.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
La ruta estatal 155 que va de Coamo a Vega Baja por Orocovis y Morovis tenía bloqueado el acceso por el paso del Huracán Fiona.

Loading...

Norimar Maldonado y otros participantes del evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo reparten comida puerta a puerta en la comunidad de Ponce Playa.
/ Gabriella N. Báez para NPR
/
Gabriella N. Báez para NPR
Norimar Maldonado y otros participantes del evento "sancocho comunitario" organizado por Huerto Callejón Trujillo reparten comida puerta a puerta en la comunidad de Ponce Playa.

"¿Qué mejor apoyo que ofrecer una comida caliente a la gente que se arriesga para exigir mejores condiciones de vida? Es innecesario que no tengamos energía electrica en este momento. Mucha gente tiene estufas eléctricas y no tiene acceso a una estufa de gas para cocinar una comida caliente. La comida es sustento y es necesaria todos los días. El acceso a los alimentos es una cuestión de vida o muerte," dice Román.

Entre cánticos de protesta y discursos por el megáfono, Román sirvió pan, asopao y agua a todos los que se acercaron a su mesa. Les instó a llevar las sobras para cuando les dé hambre al amanecer, para sus vecinos y para los demás familiares en casa.

Comer es crear comunidad. Al final se traza un mapa, un paisaje de redes. La topografía de la isla se transforma según los intercambios de comidas calientes.

Copyright 2022 NPR. To see more, visit https://www.npr.org.

Tags
Gabriella N. Báez
WUSF 89.7 depends on donors for the funding it takes to provide you the most trusted source of news and information here in town, across our state, and around the world. Support WUSF now by giving monthly, or make a one-time donation online.